Seguidores

domingo, 4 de marzo de 2012


Lala Garcia


Calma chicha 


Me dejaría morir desnuda a orillas de esta playa violácea
zozobrar mis últimos latidos
mojados
sobre una camada de algas doradas
Dejaría que las anémonas jugaran con mis trenzas
las dejaría masturbarse con mis rizos
antes de quedarme muerta 
para que lo último que escuchase fueran los gemidos del agua en la madre naturaleza 
Quisiera morirme dentro del ojo de un huracán 
en esa calma chicha donde nada se siente y el mar
el mar es un plato plano 
un plato vacío de quimeras sin brisa
Morir plácidamente en el agua mas salada
mas no ahogada
que quisiera morir disfrutando de las olas acariciando mi cuerpo 
mientras exhalo mi penúltimo orgasmo
pues el último sería en las manos poderosas del implacable Urano
quien me recibiría casi muerta
casi viva 
para hacer de mi lo que le venga en gana antes de que Hades a sus recamaras se lleve mi cuerpo frío y enjuto 
Hoy me dejaría morir en las aguas de esta playa 
dejaría que los peces se alimentasen de la sombra de mi alma
optaría por exhalar esta última poesía 
Y todo esto porque me he dejado llevar de la mano de una mustia musa
de una musa en melancólica agonía 
Viento Serena
(Lala®2012) 

1 comentario:

MAYTE ARENAS dijo...

Quisiera morirme dentro del ojo de un huracán
en esa calma chicha donde nada se siente y el mar
el mar es un plato plano
un plato vacío de quimeras sin brisa
Morir plácidamente en el agua mas salada
mas no ahogada...; ¡¡Que quieres que te diga amiga querida si ya me has echo llorar amares,poco me ha faltado para ahogarme entre tanto llanto,y es que tus poemas salen tanto del alma que permites que tus penas y temores sean como si de verdad las palpara (al menos a mi me trasmiten tanto...)