Seguidores

viernes, 3 de febrero de 2012


Fernando Alonso Barahona




Fernando Alonso Barahona (1961) es un escritor y analista cinematográfico español.
Fernando Alonso, con formación en derecho y trabajando como técnico superior en la Comunidad de Madrid, es autor de varios libros de diferentes géneros literarios (poesía, novela y ensayo)1 y colaborador en revistas y periodicos en temas relacionados con el cine y la cultura


Biografía


Fernado Alonso nació en Madrid en noviembre de 1961. Después de sus estudios de derecho comenzó a trabajar en la administración local como técnico. Trabajo en los ayuntamientos de Coslada, Alcalá de Henares y Madrid y en la Comunidad Autónoma de Madrid como jefe del Servicio de la Administración Local de Madrid.
Desarrolla, en paralelo con su actividad profesional, una labor como escritor y analista cinematográfico, colaborando en diferentes revistas y médios gráficos, desde el fanzine L'Hork hasta el diario Ya,3 Razón Española, Veintiuno, Atlántida, Cine y Más, Pantalla 90... así como en algunas publicaciones online como El semanal digital y el Diario de América.
En cuanto a su obra literaria ha publicado una treintena de libros de diferentes géneros literarios. Desde poesia hasta ensayos políticos y estudios sobre cine de terror, pasando por novelas.3 Por su obra El pensamiento político a la altura del siglo XXI se le otorgó, en 1991, el premio José María Ruiz Gallardón.
Ha formado parte de las juntas directivas de Círculo de Escritores Cinematográficos y FEDECA y ha sido Secretario General de la Asociación de Amigos de Julián Marías hasta 1993. Ha formado parte del jurado de los Premios Nacionales de Literatura y Teatro en los años 2003 y 2004
Su obra


Obra colectiva
Razonalismo (1993)
Breve diagnóstico de la cultura española (1993)
Kim Basinger (1993)
Trece años de cine español (1993)
Mitos-Directores (1994)
El cine de Julián Marías (1994)
En torno al municipio (1996)
Comentarios al estatuto de Autonomía de Madrid (1999)
Las tres caras del terror (escrito en colaboración con Juan Manuel de Prada y Luis Alberto de Cuenca) (1999)
La marca del hombre lobo (escrito en colaboración con Luis Alberto de Cuenca, Juan Manuel de Prada, Angel Gómez Rivero y Paul Naschy) (2002)
Rafael Gil y Cifesa (2007)
Juan Pinzás un universo propio (2008) ( con Juan Manuel de Prada, Emilio C. García y Angel L.Hueso)
Todos los films del Presidente (con Carlos Flores) (2009)
Libros publicados
Cecil B. De Mille (1991)
Cine, ideas y arte (1991)
King Vidor (1992)
Antropología del cine (1992)
Biografía del cine español (1992)
Charlton Heston (1992)
Sean Connery (1992)
Michael Douglas (1992)
Cien películas de terror (1992)
Gary Cooper (1994)
La derecha del siglo XXI (1994)
Las obras maestras del cine (1994)
Chuck Norris (1994)
John Wayne (1995)
Las mentiras sobre el cine español (1995, en colaboración)
Asesoramiento municipal (1996)
Informes Municipales (1997)
Anthony Mann (1997)
Rafael Gil: director de cine (1997)
Paul Naschy (1997)
Informes de Administración Local (1998)
Historia del terror a través del cine (1998)
Políticamente incorrecto (1998)
Administración Local Práctica (1999)
Charlton Heston, la épica de un héroe (1999)
El libro del concejal (1999)
John Wayne, el héroe americano (2000)
El sueño de la vida (poemas) (2000)
McCarthy o la historia ignorada del cine (2000)
Viaje hacia el amor -poemas- (2001)
Perón o el espíritu del pueblo (2003)
Rafael Gil, escritor de cine (2004)
Todo sobre Ingrid Bergman (2005)
¿Quién es John McCain ? (2008)
La restauración (novela, 2008)
Círculo de mujeres (novela, 2010)
fuente

HIJO DEL DESIERTO nueva versión todos invitados
de Manuel Ramos Martínez, el Viernes, 3 de febrero de 2012 a la(s) 16:05
Hijo del Desierto


1


Allá
perdido entre cerros
violetas y azules
desnudos asnos del norte
que limitan la mirada
hacia el mar
cuerpo bruñido en sal
ojos de luces.


Huérfano
de la caricia
de la tierna primavera
escuchaba de mares
de flores y de frutos
en las tertulias
que brindaban los afuerinos.


Entonces soñaba que algún día
amanecería con la primavera
que el alba despertaría
su corazón enamorado
y sinfonías de pájaros alegres
le darían los buenos días.


La vida se fue tejiendo
en incubados anhelos
inextinguibles las horas
desarrollaron largos brazos
largos ojos y esperanzas largas
al mañana lo tejió
desgajando el tiempo
apurando distancias
y recontando vivencias
tejió el mañana.


Cuando dejó de ser esclavo
atrapó sus sueños
y huyó en busca de
otros contornos geográficos
en frenética búsqueda
del aroma oceánico
que se le había negado


En la despedida acarició
a las silenciosas
piedras del desierto
brindó un beso al aire
y caminó hasta encontrarse
con la huida del sol
y el nacimiento de las estrellas.


Saludó al amanecer
y a las comparsas de lagartos
hijos del desierto
su ansia era más grande
que el cansancio
su esperanza más grande
que el temor.


Entonces y por vez primera
frente a sus ojos
el titán de titanes
el majestuoso y tempestuoso mar.


Confundido de placeres
corrió trémulo a tocarlo
besó el rocío de sus gotas
el fragor de caracolas
y a sus olas
se abrazó.


II


Una barca emergiendo
de la bruma recibió al viajante
y desde los silencios de su alma
le dijo a la inmensidad:


Mar, llévame con el júbilo
de este instante
y con el recuerdo de la tierra en que nací
en tus gigantescas olas navegaré
dile al viento navegante
el mensaje perdurable
¡dile!
que allá
en el invierno seco
de aquel mineral nortino
nací.


Que allá
donde la lluvia es una anécdota
que las nubes
caballos desbocados
empujadas por ráfagas de viento,
obligan a cerrar los párpados
al habitante
a morderse los dientes
a afirmarse a la tierra
como el marinero a su barca
en un mar huracanado.


Que allá
en el invierno seco
de aquel mineral nortino
nacen hombres
de espíritu indomable
que entienden el lenguaje
del silencio
la lucha de las piedras
contra el viento y a
la luz de un sol infinito.


Que allá
en el invierno seco
de aquel mineral nortino
pinté en la retina
su paisaje
esculturas de cerros pedregosos
y al aroma humilde
del espíritu minero.


¡Dile!
Que mañana estaré
en otras latitudes
construyendo nuevos sueños
que en la savia escribiré
leyendas que hablen
de su amor.

Esencia_0001.wmv



.•°´¯»Esencia«©¯`°•.♥






♥.•°´¯`°•.♥●♥.•°´¯`°•.♥ 
» °•.°•.♥°•.°•.♥♥.•°.•°♥.•°.•° 
°•.♥.♥°•.°•.♥.•°.•°♥.♥.•° 
°•.'.•°•.'.•°•.'.•°•.'.•° 
°•.°•.♥♥.•°.•° 
°•.♥♥.•° 
♥ 


Esencia 
♥ 


Se puede regalar el corazón de poco a poco 
Entregar la intimidad y hasta la vida. 
Se puede dar el brillo de los ojos… 
Y hasta entregar la Fe por una herida. 


Se puede dar la sangre de las venas…. 
Darse podrían los besos sin medida…. 
Podría darse la plata a manos llenas 
O darse las pasiones a escondidas 


Darse también las alegrías y las penas. 
O darlo todo de un golpe en un instante 
Puede entregarse la pasión a algún amante 
Sin importar el dolor de la condena 


Pero el amor que nace desde el alma 
El que a fuerzas lo defiendes con la vida 
No se vende se permuta o se reclama 
Ni se exige, ni se pide o se mendiga. 


Esta en la esencia más sublime del Amor 
Entregarse con pasión y sin medidas 
Sin que exista de por medio una razón… 
Sin que nadie lo reclame, lo mendigue ni lo pida 


>Ajenony<


CAMINOS INESPERADOS....

SILUETAS de Fran Arriagada


SILUETAS
de Fran Arriagada
siluetas de arena movediza, amor celeste
cuerpos que florecen en el jardín amante
son rubias constelaciones que vienen del este
y abrazan ámbitos de cielo, cálido diamante

fuegos fugaces, armas de amor sin herir
sentimientos que infla el viento, como un barco
el Amor abre sus abismos de flor con su arco
y entrañables figuras de luz bajan a cobijarse, oh Sentir

su cintura se mueve como ola de mar
sus brazos hacen esferas de deslumbramiento
quisiera en sus movimientos lúdicos entrar
y hacer floridas acuarelas en su corazón de viento

Alquimista Estupefacto Pensamientos Fallidos Muñeca (poema)


Alquimista Estupefacto Pensamientos Fallidos
Muñeca (poema)


y la muñeca abre sus ojos al sol
mira como sus recuerdos forman un caparazón
siente el fango en sus tobillos
alguien rapto sus idilios
extraña las sombras de vainilla
mientras busca mojada una sombrilla
y es que todo esta al revés 
las estrellas están oxidadas
la brújula dañada
el jardín esta lleno de arañas
los barcos están roncos
los caballos muy locos
el lago esta seco
y las frutas muestran sus sesos
la muñeca escucha el ruido de ciudades desconocidas
traída por los ramales del mar
escucha primaveras
otoños y fríos como heladeras
se sonrojas las grietas de sus vestidos
siente besos tímidos
abrazos dormidos
murmullos lindos
entonces se para
saluda su figura en el charco
sonríe en coro junto las nubes que están por bailar
y se esfuerza por que sus ojos sean el lenguaje de sus madrugadas
ata los cordones de sus corazón
modela los botones de su espalda
deshilvana la voz que siempre oculta con algún temor
ahí viene 
ahí llego
el beso que hace de ella una golosina
siente el saludo almibarado
que un muñeco de papel imprime en sus trapos
ella lo deja mudo
un poco desnudo
le dice que siga los pasos del viento
mientras ella con su figura rosada
muerde sus letras
con los colmillos de sus labios.


A.E 23 

TE ABANDONÓ TU AMOR de Mercedes Pastor FA


TE abandonó tu amor
y esperas que regrese
no es lógico porque
la naturaleza aborrece
dar pasos atrás.


Muy sinceras han
sido tus amigas
que te dijeron
no insistas con esa pasión
para ti ya se han acabado
los besos de amor.


Te castañeaban los dientes
cuando él te dio la noticia
tus mandibulas temblaban
de frío y tus ojos no paraban
de llorar.


Pero en esta época en que vivimos
no está bien visto llorar de amor
quédate dónde te sientas más tranquila
y espera la visita del tiempo
que es el único que logrará
darte un poco de paz


Mercedes Pastor
3 febrero 2012

Si yo pudiera retroceder
de María Elena Astorquiza, el jueves, 2 de febrero de 2012 a la(s) 19:45
Si yo pudiera retroceder
en mi existir el tiempo vivido,
volvería a los años del ayer
en que mi tierra era verde y fértil
y mi huerto un suelo puro y altivo,
ansioso de riego y cultivo,
ajeno al dolor, ignorante al olvido.
Si pudiera volver atrás,
volvería alma mía a quererte,
haría otra vez, solo mía tu simiente
sembrándola en mi almáciga de carnes,
nutriéndola con mi sangre ardiente
esperando que la semilla germinara
en una vida más que enalteciera tu frente.

Quién puede dudar de que el amor
es la fuente de donde brota la vida
y que la vida por amor se prolonga,
y somos tú y yo en uno la vida misma
que hace brillar al sol y oculta a las sombras.

Vida que de vida nace,
vida que de dos vidas hace una,
vida mía que en tus brazos renace,
vida tuya que quiero para siempre vida mía.

María Elena Astorquiza V.
Santiago, 2 de Febrero del 2012

Xabbep Felipe
Antes que el día termine, 
Y la noche llegue con su magia,
Y el silencio calle nuestras voces…
Te diré que la vida es corta,
-Para amarte como te amo-
Que la vida nos dará de lo mejor, 
-de sus frutos más dulces-
Que habrá tropiezos,
-los cuales sabremos sortear-
Que lo que se lucha es lo mejor,
-dándote el valor de tesoro-
Que un beso es una expresión de amor,
-puro como manantial-
Que los abrazos sinceros existen
-como la unión de dos almas-
Que yo hare que tu felicidad sea eterna,
-si tú lo permites-
Que no importan los problemas desde que estemos los dos,
-dándonos fuerza cuando tú o yo lo necesitemos- 
Que una sonrisa llenara de luz nuestras almas,
-cual brillo de esperanza será-
Mas la vida es una solo y hay que vivirla,
Y si es a tu lado será la mejor,
La gran dicha que se espera 
En el buscar de la vida,
Tras largos caminos, 
Sin sentido alguno,
Divagando en océanos sin playa…
Vi la luz de tu faro,
Y llegue hasta el puerto
De tu corazón
Y en el amarrare mi barca…
Todo esto te diré,
Antes que la noche caiga,
Y selle mis labios con tu amor…

Raquel Norma Smerkin Roitman



Rompe mi flor...
desflora mis sentimientos,
con un suave golpe
certero de amor...
Hazme sentir
cuanto me quieres
y lo que te quiero,
tan sólo en un momento,
de entrega total
hasta que la sangre, 
nos llegue al cuello...
y parecieramos ahogarnos
en nuestros silencios...
Rompe mi flor...
que en un instante
se abrirá el capullo
que envuelve a nuestros
deseos perpetuos,
como dos amantes, 
en la eternidad...
Rompe mi flor...
que entreabierta 
te espera serena,
para vivir la condena
de no poder estar 
sin sentir este amor,
con los cuerpos dispuestos
y nuestras almas llenas
de la savia que urgente,
viene a nutrirnos 
a los dos...
Rompe mi flor
para que empiece
a aflorar en pétalos
esta hermosa pasión...


Autora: Raquel Norma Smerkin Roitman
3.02.,2012
Todos los derechos reservados

CAZA EN UN BANCO DE PAPIRO REINO NUEVO XVIII DINASTIA ( Mercedes Pator )




CAZA EN UN BANCO DE PAPIRO
REINO NUEVO XVIII DINASTIA


Fragmento de una pintura mural en la
tumba de Nebammun , pintura al temple
sobre revoco , altura 81cm
Londres, The British Museum




Un biotopo pintado con agua , plantas y 
animales adornaba la tumba de Nebamun,
excavada en la roca en un árido paisaje 
desértico. Alli, en la necrópolis situada 
al lado occidental del Nilo, frente a la
ciudad de Tebas , se hicieron tallar sus
tumbas los funcionarios de la XVIII 
Dinastia y decoraron ricamente sus 
cámaras de culto. Las escenas de 
fiestas, banquetes y excursiones que
decoran los muros reflejan su lujosa
vida diaria.


Nebamun era el jefe de los almacenes 
reales . El fragmento que se conserva
en Londres y que fue extraído del muro,
muetra a Nebamun , ejercitándose en 
el deporte , la caza de aves con jabalina,
que estaba reservada a los grandes del 
Reino " con brazos fuertes y un paso 
amplio " tal y como se corresponde
con el ideal egipcio de un hombre 
dinámico y activo Nebamun se alza
sobre un frágil balsa de papiro
Por debajo en el agua , se ven peces 
nadando . Un gato amarillo participa 
en la caza , en el matorral , con el 
botín en las fauces y en las garras.
Nebamun sostiene en una mano 
la jabalina , con la otra hace volar
unas aves que actuaban como 
reclamo.


Sobre un matorral rojizo de papiro en
flor descansa un nido con huevos: por 
encima vuela una bandada de aves a
la que se está dando caza. Sus plumas
aparecen munuciosamente reproducidas;
pero los sombreados negro-gris-blancos,
que hacía arriba se tornan cada vez más
claros , producen un efecto casi
impresionista


El artista o los artistas que realizaron 
esta decoración eran maestros en su
género:en la representación de Nebamun
siguieron las reglas del imperio Antiguo:
el señor aquí enterrado aparece con una
rigidez hierática y según su importancia,
a una escala mayor que su esposa e hija.


Para la caza lleva un delantalillo corto y 
un cuello decorativo . Sobre la pesada 
peluca de su esposa se alza un tarro de
ungüento; lleva un ramo de flores de 
loto en el brazo y parece estar preparada
para una fiesta : las excursiones a los 
pantanos formaban parte de las diversiones
de los egipcios.
" Diversión " , un " deleite para la vista " 
era lo que hacía salir al paisaje de lagos
y pantanos , ya que fueron los juegos 
sobre barca , la pesca y la caza o también
el pelar papiro para recolectar flores de 
loto. En canciones amorosas se hace la
alabanza de los viajes remando por el
paisaje de Heliópolis y Menfis; en un 
cuento se anima a un faraón melancólico
a hacer una excursión: " Sentirás refrescarse
el corazón ...cuando veas los nidos de tu
lago , los parajes alrededor y las amenas
riberas " .
Las excursiones a la libre naturaleza en 
compañía de damas estaban cargadas de
erotismo: el faraón no hace la excursión
solo, sino acompañado de " veinte bellezas
de palacio " . Una poesía alaba al amante
cazando aves " ; la caza en un juncal era
una metáfora de amor y sexo muy extendida
en las tumbas , donde no estaba permitida
una representación realista de la sexualidad .
Sin embargo, para el observador el juncal
del papiro del pantano tenía más simbolismo:
allí había sido educado , oculto, el divino 
Horus , hijo del difunto Osiris , por lo que
estaba considerado como lugar religioso
y mítico de la fertilidad y la regeneración.
Allí aparecía incluso posible la generación
póstuma de la descendencia - Osiris se 
había apareado tras su muerte con Isis-
una promesa consoladora para el difunto
en su tumba. Pero la escena de caza también
recordaba la mítica lucha entre Horus y su
enemigo Seth , que prometía la superación
feliz de las fuerzas caóticas que amenazaban
permanentemente el orden universal.
"Alegrarse, observar la belleza
en el lugar de la eterna repetición
de la duración de la vida "
inscripción jeroglifica sobre e
hombro izquierdo de Nebamun
MercedesPastor
3 febrero 2012

MANUELA - Julio Iglesias


Fabio Mosquera Carreño
LUNARES.-




Pequeñas minucias con resaltos de gracias
piel matizada salpique de constelaciones
horizonte de siembras en curvilíneo lienzo 
proliferando palpitantes astros opacados
contrastado cutis de firmamento labrado
albores radiantes despabilando pecas


Besos orbitales
Recorren elipses infinitas
cometa suspirado
por astros en minucias
en galaxia corporal 
……,graciosos lunares
…….,que embelesa mi universo


Autor : Fabio Mosquera Carreño
Propiedad intelectual protegida.
02 Febrero de 2012. 

“Abril venía, lleno


todo de flores amarillas:


amarillo el arroyo,


amarillo el vallado, la colina,


el cementerio de los niños,


el huerto aquel donde el amor vivía.


El sol ungía de amarillo el mundo,


con sus luces caídas;


¡ay, por los lirios áureos,


el agua de oro, tibia;


las amarillas mariposas


sobre las rosas amarlllas!


Guirnaldas amarillas escalaban


los árboles; el día


era una gracia perfumada de oro,


en un dorado despertar de vida.


Entre los huesos de los muertos,


abría Dios sus manos amarillas”.


Juan Ramón Jiménez 

Juan Ramón Jiménez Mantecón (Moguer, Huelva, 23 de diciembre de 1881 – San Juan, Puerto Rico, 29 de mayo de 1958) fue un poeta español, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1956, por el conjunto de su obra, designándose como trabajo destacado de la misma, la narración lírica Platero y yo.




Vida


Juan Ramón Jiménez nació el 23 de diciembre de 1881 en la casa número dos de la calle de la Ribera de Moguer.1 Era hijo de Víctor Jiménez y Purificación Mantecón, quienes se dedicaban con éxito al comercio de vinos. En 1887 sus padres se trasladan a una antigua casa de la calle Nueva y aprende primaria y elemental en el colegio de Primera y Segunda Enseñanza de San José.


En 1891 aprueba con calificaciones de sobresaliente el examen de Primera Enseñanza en el Instituto “La Rábida” de Huelva. En 1893 estudia Bachillerato en el colegio de San Luis Gonzaga del Puerto de Santa María, y obtiene el título de Bachiller en Artes. Se traslada a Sevilla, en 1896, para ser pintor, creyendo que esa es su vocación. Allí frecuenta la biblioteca del Ateneo sevillano. Escribe sus primeros trabajos en prosa y verso.


Empieza a colaborar en periódicos y revistas de Sevilla y Huelva. Comenzó la carrera de Derecho impuesta por su padre en la Universidad de Sevilla, aunque la abandona 1899. En 1900 se trasladó a Madrid y publicó sus dos primeros libros de textos, Ninfeas y Almas de violeta. La muerte de su padre en este mismo año y la ruina familiar le causaron una honda preocupación, vivida intensamente a causa de su carácter hiperestésico, y en 1901 será ingresado con depresión en un sanatorio en Burdeos, regresando a Madrid, posteriormente, al Sanatorio del Rosario.


En 1902 publica Arias tristes e interviene en la fundación de la revista literaria Helios. También abandona el Sanatorio del Rosario y se traslada al domicilio particular del Doctor Simarro. Ya en 1904 publica Jardines lejanos. En 1905 regresa a su pueblo natal, por la muerte de su padre y los problemas económicos por los que atravesaba su familia, residiendo en la casa de la calle Aceña.


Este periodo coincide con la etapa de mayor producción literaria, entre los que figuran, en la Segunda Antología Poética (terminada de imprimir en 1922), los libros en verso: Pastorales (1903-1905); Olvidanzas (1906-1907); Baladas de primavera (1907); Elejías(1907•1908); La soledad sonora (1908); Poemas májicos y dolientes (1909); Arte menor (1909); Poemas agrestes (1910-1911); Laberinto (1910-1911); Melancolía (1910-1911); Poemas impersonales (1911); Libros de amor (1911-1912); Domingos (Apartamiento: 1) (1911-1912); El corazón en la mano (Apartamiento: 2) (1911-1912); Bonanza (Apartamiento: y 3) (1911-1912); La frente pensativa (1911-1912); Pureza (1912); El silencio de oro (1911 -1913) e Idilios (1912-l913), todos escritos durante su estancia en la casa. Seis años más tarde se traslada a Madrid, donde conoce a Zenobia Camprubí Aymar en 1913, de quién se enamora profundamente.


Hizo varios viajes a Francia y luego a Estados Unidos, donde en 1916 se casó con Zenobia. Este hecho y el redescubrimiento del mar serán decisivo en su obra, escribiendo Diario de un poeta recién casado. Esta obra marca la frontera entre su etapa sensitiva y la intelectual. Desde este momento crea una poesía pura con una lírica muy intelectual. En 1918 encabeza movimientos de renovación poética, logrando una gran influencia en la Generación del 27.


Del año 1921 al 1927 publica en revistas parte de su obra en prosa, y de 1925 a 1935 publica sus Cuadernos, donde se encuentran la mayoría de sus escritos. A partir de 1931, la esposa del poeta sufrirá los primeros síntomas de un cáncer que acabará con su vida. En 1936 se vio obligado a abandonar España al estallar la Guerra Civil Española, trasladándose a Washington. Este momento marca en su obra, el paso de la etapa intelectual a la etapa suficiente o verdadera. En 1946 el poeta permanece hospitalizado ocho meses a causa de otra crisis depresiva.


En 1950 se vuelve a trasladar a Puerto Rico, dando clases en la Universidad de Puerto Rico. En 1956 la Academia Sueca le otorga el Premio Nobel de Literatura en Puerto Rico, donde ha vivido gran parte de su vida en el exilio y donde trabaja como profesor en la Universidad. Tres días después, muere su esposa en San Juan. Él jamás se recuperará de esta pérdida y permanece en Puerto Rico mientras que Jaime Benítez, rector del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, acepta el premio en su nombre.


Juan Ramón Jiménez fallece dos años más tarde, en la misma clínica en la que había fallecido su esposa. Sus restos fueron trasladados a España. Su poesía Aunque por edad pertenece a la segunda generación, tiene una estrecha relación con las dos que la rodean. Se sumó al modernismo, siendo maestro de muchos de los autores vanguardistas. Busca conocer la verdad y de esta manera alcanzar la eternidad. La exactitud para él, es la belleza. La poesía es una fuente de conocimiento, para captar las cosas. Juan Ramón Jiménez tiene una poesía panteística, exacta y precisa.


Su poesía evoluciona de forma que se distinguen dos épocas. La primera acaba al iniciarse la segunda en 1916. Escribió el Diario de un poeta recién casado en el que cuenta su luna de miel en Estados Unidos. Los temas son el amor, la realidad de las cosas… otro de sus éxitos fue Poemas májicos y dolientes, extravagante título en el que se destaca la forma personal de escribir de Juan Ramón, que siempre escribía «j» en vez de «g» antes de «e, i».


Etapas de su obra La crítica suele dividir su trayectoria poética en tres etapas: sensitiva, intelectual, suficiente o verdadera.


La etapa sensitiva (1898–1915)


Esta etapa se subdivide a su vez en dos sub-etapas; la primera abarca hasta 1908; la segunda, hasta 1916. La primera está marcada por la influencia de Bécquer, el Simbolismo y un Modernismo de formas tenues, rima asonante, verso de arte menor y música íntima. En ella predominan las descripciones del paisaje como reflejo del alma del poeta, un paisaje que no es natural ni fruto de paseos como el de Machado, sino sometido al estatismo de un jardín interior, al intimismo de un orden.


Predominan los sentimientos vagos, la melancolía, la música y el color desvaído, los recuerdos y ensueños amorosos. Se trata de una poesía emotiva y sentimental donde se trasluce la sensibilidad del poeta a través de una estructura formal perfecta. Pertenecen a esta etapa Rimas (1902), Arias tristes (1903), Jardines lejanos (1904), Elegías (1907). La segunda época se vierte en la forma del arte mayor (endecasílabos y alejandrinos), la rima consonante, el estrofismo clásico (sonetos, serventesios); denota una mayor impronta modernista, del Simbolismo francés (Charles Baudelaire, Paul Verlaine) y del decadentismo anglofrancés (Walter Pater, fundamentalmente).




Obras


Almas de violeta, 1900


Ninfeas, 1900 • Rimas, 1902


Arias tristes, 1903


Jardines lejanos, 1904


Elejías puras, 1908


Elejías intermedias, 1909


Las hojas verdes, 1909


Elejías lamentables, 1910


Baladas de primavera, 1910


La soledad sonora, 1911


Pastorales, 1911


Poemas májicos y dolientes, 1911


Melancolía, 1912


Laberinto, 1913


Platero y yo (edición reducida), 1914


Estío, 1916


Sonetos espirituales, 1917


Diario de un poeta recién casado, 1917


Platero y yo (edición completa), 1917


Eternidades, 1918


Piedra y cielo, 1919


Segunda antología poética, 1922


Poesía, 1923


Belleza, 1923


Canción, 1935


Voces de mi copla, 1945


La estación total, 1946


Romances de Coral Gables, 1948


Animal de fondo, 1949


Fuente: Wikipedia

Para ver el mundo en un grano de arena, 
Y el Cielo en una flor silvestre, 
Abarca el infinito en la palma de tu mano 
Y la eternidad en una hora. 
Aquel que se liga a una alegría 
Hace esfumar el fluir de la vida; 
Aquél quien besa la joya cuando esta cruza su camino 
Vive en el amanecer de la eternidad. 


Los profetas describen lo que vieron en Visiones... con sus órganos imaginativos e inmortales. Un Espíritu y una Visión no son, como supone la filosofía moderna, un nuboso vapor, o una nada: se hallan organizados y articulados meticulosamente, más allá de lo que pueda producir la naturaleza mortal y perecedera. Quien no imagina rasgos más fuertes y mejores, y bajo una luz más fuerte y mejor que la de su ojo perecedero, no imagina en absoluto. 
William Blake 

cita de Blake:

El árbol que mueve algunos a lágrimas de felicidad, 
en la Mirada de otros no es más que un objeto Verde 
que se interpone en el camino. 
Algunas personas Ven la Naturaleza como algo Ridículo y Deforme, 
pero para ellos no dirijo mi discurso; 
y aun algunos pocos no ven en la naturaleza nada en especial. 
Pero para los ojos de la persona de imaginación, 
la Naturaleza es imaginación misma. 
Así como un hombre es, ve. 
Así como el ojo es formado, así es como sus potencias quedan establecidas. 
William Blake 
Carta al Dr. Trustler [23 agosto 1799]