Seguidores

sábado, 31 de diciembre de 2011

Cesar Martinez Puig La percepción del tiempo.- 421.


Cesar Martinez Puig La percepción del tiempo.- 421.


La percepción del tiempo se asimila, 
al paso de los años que vivimos, 
un año mas, un año que sentimos,
un año mas guardado en la mochila.
Los años a la vida son los timos,
la manta de Penélope que hila,
la profecía errada de Sibila,
el cuento que se creen algunos primos.
El tiempo en el recuerdo son los limos,
que ahoga lo vivido, lo mutila,
se endurece y forma la gran pila
de secuencias y años monorrimos.
el tiempo se termina si morimos,
y a todos nos esperan en la fila

César 31 diciembre del 2012.
La sibila es un personaje de la mitología griega y romana, también presente en las tradiciones cristianas y en el judaísmo de los siglos I a. C. a I d. C. Se trata de una profetisa, inspirada en ocasiones por Apolo, capaz de conocer el futuro.
Penélope (en griego Πηνελόπη) es un personaje de la Odisea, uno de los dos grandes poemas épicos atribuidos a Homero, lo que hilaba por el día lo destejía por la noche

viernes, 30 de diciembre de 2011

Raquel Norma Smerkin Roitman,

Vivir en tu verdad...
de Raquel Norma Smerkin Roitman,
Vivo mi verdad,
que eres tú
que soy yo
que somos todos,
porque es una
verdad de amor...
Viviir en tu verdad,
es sentir que estás
actuando de acuerdo
con tu voz interior,
que no tienes
enfrentamientos,
que no te dejan sentir
las cosas en profundidad...
Vivir en tu verdad,
es tomarte en serio,
y que tus sentimientos
estén de acuerdo,
con tu razonamiento...
Vivir en tu verdad
es caminar seleccionando
tus deseos a cada instante,
y luego sentirte feliz
de llegar,
a lo que te has puesto
por delante...
También es tener el valor
de hacer una concesión,
de comprender que
lo que tú quieres,
no es lo que quieren los demás...
Es tener el valor
de ser vos,
en el momento de brindar o no
el corazón...
Vivir en tu verdad,
es poner la última fibra de tu alma
en cada cita que tienes con la vida,
y cuando te llama, acudir
con la tranquilidad de saber
donde es que pisas...
Vivir en tu verdad...
no es no dudar jamás,
no es despreciar lo que no entra
en tu mundo ideal,
vivir en tú verdad es abrir tu ser
a esta oportunidad de pertenecer
a este universo, en donde eres
la primera protagonista,
la primera actriz y libretista,
de tu propia vida...
Vivir en tu verdad
en resumidas cuentas
es concordar con tu esencia,
no trasgredirte, no mentirte,
entenderte plenamente,
amarte profundamente y luego
desde tu verdad,
amar a los demás...

Autoría: Raquel Norma Smerkin Roitman
30.12.2011
Todos los derechos reservados
 

LA NOCHE ESTRELLADA DE VICENT VAN GOGH ( CORINA TANAGRA )


LA NOCHE ESTRELLADA DE VICENT VAN GOGH ( CORINA TANAGRA )


LA NOCHE ESTRELLADA 1889
óleo sobre lienzo 
Museum of Modern Art New York

El cielo nocturno de Van Gogh es un campo de energía 
tumultuoso. Bajo las estrellas que expltan .el pueblo
es un lugar de orden tranquilo . La tierra y el cielo se 
unen en el ciprés flamígero , un árbol tradicionalmente 
asociado a los cementerios y al duelo.

Pero la muerte no es ominosa para Van Gogh " Mirar a
las estrellas siempre me hacen soñar " dijo ¿ Por qué,
me preguntó no habían de ser tan accesibles los puntos
brillantes del cielo como los puntos negros de cualquier 
lugar ? .

El artista escribió su experiencia a su hermano Theo
" Esta mañana ví el campo desde mi ventana mucho
antes de que amaneciera , sin otra cosa que el lucero
de la mañana que parecía muy grande " .

Ese lucero de la mañana o Venus puede ser la estrella
blanca que hay a la izquierda del centro en La noche 
estrellada . El pueblo, por otra parte, es ficticio y la 
torre de la iglesía evoca el país natal de Van Gogh 
Holanda.

Esta pintura como su compañera diurna Los olivos
tiene sus raíces en la imaginación y la memoría 

Corina Tanagra 
30 -12.2011

LUISA GARCÍA


MIENTRAS MI LENGUA SE FUGABA
Aprendo a vivir en el olvido
con las costillas rociadas
de vértigos y atardeceres
quejosa de miradas truncas.
Los labios se me quedaron
en la cama ilesos tras un solsticio
de beso oscuro de desaliento
y mis rodillas escaparon
en el anochecer de sus ojos
bosquejados entre letras
encrespadas en marejadas.
Todo fue porque lo tuve
en vilo sobre mis huesos rotos
cuando ya comenzaba
a sangrarme el quicio
de la esperanza sola
con sus mentiras de pabilo mustio
mientras mi lengua se eclipsaba húmeda
en la tromba marina de su boca triste
por la parquedad de su invernal locura.


LUISA GARCÍA
29-12-11

 —

MUJER CON PESCADO POR SOMBRERO DE PABLO PICASSO 


                 
MUJER CON PESCADO POR SOMBRERO 1942
óleo sobre lienzo 100x 81 cm
Stedelijk Museum , Amsterdam 

Cuando se inició la segunda guerra mundial , Picasso
residente en Francia desde hacía casi cuatro décadas
fue aconsejado para que se trasladase a los Estados
Unidos o a Méjico, pero hizo oídos sordos a tales 
propuestas prefiriendo vivir en París , no obstante
las complicaciones que ello entrañaba tras la 
invasión nazi del país después de 1940.

A lo largo de este período , en el que se mantuvo en
una situación parecida a una voluntaria reclusión ,
las autoridades de ocupación no le incomodaron,
pero le tuvieron sometido a discreta vigilancia 
y le impidieron exponer su producción . 

Como consecuencia se dedicó a pintar activamente
por lo general figuras y bodegones , realizó proyectos
de esculturas e incluso escribió una obra teatral 
Le Désir attrapé par la queve que fue representada
en casa de la familia Leiris poco antes de la liberación
de París , actuando en ella Dora Maar , entre otros
amigos.

Este cuadro surge en tales circunstancias y forma parte
de una larga serie con modelos femeninos sedentes ,
en asientos semejantes a jaulas que aprisionan el 
cuerpo , tratado sumariamente , en contraste con el
rostro, mucho más elaborado.

Aquí se da una ocurrencia fortuita ; la mujer luce en 
la cabeza un tocado compuesto por un gran pez ,
sobre el cual se aprecía un cuchillo , un tenedor y
una porción de limón. Mezcla de surrealismo, humor
negro y constatación del duro ambiente en que se 
vivía , debe aludir a la escasez de alimentos que 
sufría la capital de aquella Francia postrada ante 
el enemigo.

Mercedes Pastor
30 diciembre 2011

José Ignacio Restrepo-Escritor

José Ignacio Restrepo-Escritor
EL ANUNCIO

Fue bello hacer senderos de universos
abiertos a los pies como cuadernos
que esperan limpios el favor del lápiz,
como si fuera un gigante encadenado
a la augusta misión de darles vida...
Lleno de asombro recorrí tu cuerpo
haciendo de mis caricias eslabones
de este presente que sin más ya tu recorres,
guiada por el brillo de mis ojos,
que te decían cómo, cuándo y dónde
debía tu silencio hacer de acento...

Yo solo respiraba el mismo aire
que en tu pecho a mi nombre daba vida,
porque ésto ni se dice ni se llama,
como gesta de pocos contra muchos
que en anales históricos perdura,
la plática grabada en nuestras mentes
serena sobre nubes deambula,
esperando que lleguemos de la guerra,
que nos tiene distantes y remisos,
haciendo solitarios de las horas
abrazos que nos aten a segundos
en la magia que aguarda sin remedio
a que lleguemos solos
siempre juntos...

JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

© Héctor Gil De Lamadrid Orlando 2008


AQUÍ TIRADO.Del  baúl  de  los  recuerdos...


Aquí, tirado a le vera del camino.
Busco explicarme que acontece.
Para que optaras por otro destino.
Al menos, eso es lo que parece.


Derroche inútil de recursos galantes.
Desplegué para llamar tu atención.
Y gocé de percibirte cual amante.
Por fin lista para lanzarte a la acción.


Luego en un descuido, o eso pienso.
No me percaté que fuiste en retirada.
Tirado en esta esquina como menso.
Atónito, perplejo y perdida la mirada.

Buscando en que momento hundido.
En descuidos u olvidos de amarte.
Decidiste apartar a este tozudo.
Y que era mejor optar por retirarte.


Que más que retirarte has escogido.
Un camino donde salgo sobrando.
Mejor quedo aquí, varado y afligido.
Que intentar atrapar una paloma volando.

© Héctor Gil De Lamadrid Orlando 2008
Derechos Reservados Prohibida la reproducción total o parcial, por cualquier medio, sin previa autorización del autor.

Advierto a los administradores de FACEBOOK que no cedo mis derechos de autor. No acepto esos términos y condiciones. Ustedes están en la libertad de aplicarme el reglamento y tomar acción al respecto, pero les advierto contra el uso de este material sin mi consentimiento, conforme al Tratado de Suiza sobre derechos de autor.

poemas de amaneceres(varios poetas)


Soneto 19 de Miguel Hernández, Yo sé que ver y oír a un triste enfada

Yo sé que ver y oír a un triste enfada
cuando se viene y va de la alegría
como un mar meridiano a una bahía,
a una región esquiva y desolada.
5-Lo que he sufrido y nada todo es nada
para lo que me queda todavía
que sufrir, el rigor de esta agonía
de andar de este cuchillo a aquella espada.
Me callaré, me apartaré si puedo
10-con mi constante pena, instante, plena,
a donde ni has de oírme ni he de verte.
Me voy, me voy, me voy, pero me quedo,
pero me voy, desierto y sin arena:
adiós, amor, adiós, hasta la muerte.

“Alba de noche oscura”

Sobre la luna inmóvil de un espejo,
celebra una redonda cofradía
de verdes pinos, tintos de oro viejo,
la transfiguración del rey del día.

La plata blanda, ayuna del reflejo,
muere ya. Del cristal -lámina fría-
dice la voz del vaho en agonía:
-Doró mi lengua el sol, ¿de qué me quejo?

La puertas del ocaso, ya cerradas,
tapina de luto el campo. Negros perros,
a lo que nadie sabe, ocultos, gritan.

Decapitando sueños, fatigadas,
sobre el túmulo alto de los cerros
las estrellas del valle se marchitan.

Rafael Alberti

“Cuerpo del amanecer”

Cuerpo del amanecer;
flor de la carne florida.
Siento que no quiso ser
más allá de flor tu vida.

Corazón que en el tamaño,
de un día se abre y se cierra.
La flor nunca cumple un año,
y lo cumple bajo tierra.

Miguel Hernández

“Amanecer”

En la honda noche universal
que apenas contradicen los faroles
una racha perdida
ha ofendido las calles taciturnas
como presentimiento tembloroso
del amanecer horrible que ronda
los arrabales desmantelados del mundo.
Curioso de la sombra
y acobardado por la amenaza del alba
reviví la tremenda conjetura
de Schopenhauer y de Berkeley
que declara que el mundo
es una actividad de la mente,
un sueño de las almas,
sin base ni propósito ni volumen.
Y ya que las ideas
no son eternas como el mármol
sino inmortales como un bosque o un río,
la doctrina anterior
asumió otra forma en el alba
y la superstición de esa hora
cuando la luz como una enredadera
va a implicar las paredes de la sombra,
doblegó mi razón
y trazó el capricho siguiente:
Si están ajenas de sustancia las cosas
y si esta numerosa Buenos Aires
no es más que un sueño
que erigen en compartida magia las almas,
hay un instante
en que peligra desaforadamente su ser
y es el instante estremecido del alba,
cuando son pocos los que sueñan el mundo
y sólo algunos trasnochadores conservan,
cenicienta y apenas bosquejada,
la imagen de las calles
que definirán después con los otros.
¡Hora en que el sueño pertinaz de la vida
corre peligro de quebranto,
hora en que le sería fácil a Dios
matar del todo Su obra!

Pero de nuevo el mundo se ha salvado.
La luz discurre inventando sucios colores
y con algún remordimiento
de mi complicidad en el resurgimiento del día
solicito mi casa,
atónita y glacial en la luz blanca,
mientras un pájaro detiene el silencio
y la noche gastada
se ha quedado en los ojos de los ciegos.

Jorge Luis Borges

Una larga carretera
entre grises peñascales,
y alguna humilde pradera
donde pacen negros toros. Zarzas, malezas, jarales.

Está la tierra mojada
por las gotas del rocío,
y la alameda dorada,
hacia la curva del río.

Tras los montes de violeta
quebrado el primer albor;
a la espalda la escopeta,
entre sus galgos agudos, caminando un cazador.

Antonio Machado

“Alba”

Mi corazón oprimido
Siente junto a la alborada
El dolor de sus amores
Y el sueño de las distancias.
La luz de la aurora lleva
Semilleros de nostalgias
Y la tristeza sin ojos
De la médula del alma.
La gran tumba de la noche
Su negro velo levanta
Para ocultar con el día
La inmensa cumbre estrellada.

¡Qué haré yo sobre estos campos
Cogiendo nidos y ramas
Rodeado de la aurora
Y llena de noche el alma!
¡Qué haré si tienes tus ojos
Muertos a las luces claras
Y no ha de sentir mi carne
El calor de tus miradas!
¿Por qué te perdí por siempre
En aquella tarde clara?
Hoy mi pecho está reseco
Como una estrella apagada.

Federico García Lorca
Cesar Martinez Puig
mis poemas nunca reflejan situaciones personales, solo las recreo.
Cuando se abra la noche.- 419.

Cuando se abra la noche a la alborada,
se despierten los grillos en la fuente,
y vuelvan las gaviotas al rompiente,
cantarás a la vida enamorada.

Cuando el sol ilumine tu morada,
despereces desnuda, irreverente,
te muestres a la vida transparente
te sentirás mujer afortunada.

Cuando estés en la tarde sosegada,
cuando te hable al oído sugerente,
acaricie tus senos imprudente,

Me ofrecerás tu boca interesada,
caerás entre mis brazos derrotada,
entregada al amor como impaciente.

César diciembre del 2011.
 

jueves, 29 de diciembre de 2011

José Ignacio Restrepo-Escritor TELÓN


José Ignacio Restrepo-Escritor

TELÓN

Para la efímera diéresis,
días fatal, suicidado calendario,
desequilibrio rutilante,
mandrágora que abate
la mejor y pérfida esperanza
de que nadie y nada cambie,
hay valerosas presencias
de simbiosis y preñeces conturbadas,
asiladas contra el pensamiento vago
expuestas, sobre su dermis más profunda,
cuya tristeza no acaba y no se abate
porque empiecen o terminen los años...

Brillante escaparate
que no muestra nada,
de golpe los sentidos deifican
aquello que de lleno está vacío,
y marchas hombre con tu frente abierta
de profundo trabajo anestesiado,
tu amorosa dicción sembrado nidos...
Como aquel detenido escarabajo
que pensaba que el tiempo se movía
porque veía arder el bosque púber,
en el segundo entreacto
de postrera obra...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©

Cesar Martinez Puig Se murieron las rosas.- 418.

Cesar Martinez Puig
Se murieron las rosas.- 418.


Se murieron las rosas del molino,
se quebró mi castillo de argamasa,
de lo que fue mi amor, no queda brasa,
y la ilusión se la llevo el destino.


Que poca la alegría del camino,
que recorrió mi vida hasta tu casa,
cauce seco, el amor se murió y pasa,
umbroso, desafecto y jacobino.


Tu amor fue interesado en lo mezquino,
un simple decorado, una carcasa,
de sueños y futuro muy escasa,


poco imaginativo, peregrino,
y amante del canalla clandestino.
Será mejor que me lo tome a guasa.


César diciembre del 2011.
Jacobino: Se aplica a la persona que es partidaria de ideas revolucionarias de tendencia radical y exaltada.

Franz Liszt - Liebestraum - Love Dream