Seguidores

domingo, 4 de marzo de 2012


DESDE QUE ME SUPE MUJER POR LUISA GARCÍA ((((HOMENAJE A LA MUJER PORQUE CUALQUIER DÍA ES BUENO))))
de Luisa Margarita Garcia, el sábado, 3 de marzo de 2012 a la(s) 0:35 ·
y desde que me supe mujer
no me importaron los cardos
miré a mi alrededor y vi los destellos
los cuerpos untados de vida y de osadía 
las almas izadas
los corazones banderas
en pinchos alzados sin miedo.

¡Desde que me supe mujer
mi sexo me parió dulzura
guerrera me parió la suerte
con los temores expulsados
doblegados con mortal ahínco
en el pajar de los cruentos vacíos
sobre la intolerancia poseída
por la ignorancia maquiavélica!

Y he venido hoy, el rostro sin mácula
erguida vengo, sobre Rosinante
para invocar tu bastedad de cielo
el olvido de tu enagua
de tu cárcel de huesos y suave piel
los cambios que han zigzagueado tu senda 
maga,  diosa, poeta, cantora, pincel,  
arquitecta de la constancia, de la vida encendida
ingeniera de la sabiduría,
omnipresente más allá de los  por qué
de las tretas de najas del tiempo
multiplicada en tu vitalidad sin límites
en este mundo incongruente
perseverando en los juicios
en el cruce de las fronteras escindidas
por las mentes con límites que ofenden.

¡Desde que me supe mujer nacida de mujer,
de capullo, ola de sangre perfumada,
semilla de sol y sin letargo
supe que mis iguales eran fertilidad
latidos del amor y el sosiego
memoria y espumoso vino, esencias inviolables
neuronas incandescentes de verdades
también, el increíble relámpago
que atraviesa la oscuridad del firmamento
para dejar en la retina y en el corazón 
la inmensa voracidad de su fuerza inabarcable
 en una milagrosa explosión de fuego y calor
que ensancha al ser humano con su
avalancha de límpida ternura
gaviotada dentro del  generoso pecho!

LUISA GARCÍA
O2-03-12
Imagen de Gaviota 

1 comentario:

MAYTE ARENAS dijo...

Eres para mi como una bandera pedestal que estandarte blande sobre el cielo,has escrito y descrito un bello homenaje,tal cual me siento amiga,gracias por hacer con tu pluma que la magia de tus letras invadan mi alma