Seguidores

miércoles, 22 de febrero de 2012


Jose Manuel Huete Garcia
AMOR SERENO
Amor,
En estas tardes que se escapan trémulas
Porque siempre se hace dubitativa la vida
Antes de anidar en ese lado oscuro de La Luna,
Donde el tiempo se hace enigma
Y la memoria cadencia…
Este estar por sabernos, 
Este mirar sin mirarnos, 
Este amar silencioso,
Es sentir que nada es inútil,
Que hasta su última espina
La rosa siempre se nombra,
Y la certeza es fruta que madura
Cuando las palabras sobran
Y se hacen refugio de los recuerdos.


Y ya no hablamos de la lluvia
Porque las lágrimas ya son hojas secas,
Ni de la brisa que daba ese tono cálido
Al deseo que desperezaba
En días las madrugadas,
Ni siquiera ya acordamos
De cuando brotan flores en el naranjo.


Pero no es culpa tuya,
Ni de esas arrugas de tu cuerpo
Que a tus besos dan sabor de vino añejo…


Es porque este silencio que me atosiga
Se hace artrosis en mis versos
Que antes eran espigas
Y ahora solo polvo del camino,
Que paso a paso
Va depositando en mis manos
Toda esa ternura que necesito
Para escribir con el pulso sereno
Ese último poema
Que solo diga:
¡TE AMO!

1 comentario:

MAYTE ARENAS dijo...

Pero no es culpa tuya, ni de esas arrugas de tu cuerpo que a tus besos dan sabor de vino añejo…;Es ¡tan...bello,desprende tanta dulzura,me emociona,es un homenaje a ese amor maduro que es la pura esencia de aquel torbellino que llamamos amor,porque el amor es el que perdura a pesar de los avatares que nos encontramos por la vida,gracias Jose