Seguidores

jueves, 24 de enero de 2013


Jose Ignacio Restrepo Arbelaez
ROMERÍAS

En tanta albura,
de la piel
escarbo a barlovento,
donde dejé tinajas entre el fango,
a perseguir me vine
mi quimera,
que tiene boca grande,
disposición, altura,
y es serena...

Pero tu paga locuaz,
dirime el sueño,
y entonces me dispenso,
horquilla de la piel entre tejida,
verso de capellán,
alondra...
me dispenso,
por beberte toda,
en medio de esta noche,
en que le puedo ver en tu zaguán,
mirándote asaltado por tu luz,
por tu querido verso...

Que hermosa cofradía de palabras,
hacen de cadena erguida,
eslabón por eslabón,
como senda fatal
que da la vida,
para perderla sin un ave,
sin una maraña suave,
sin la yema del recuerdo,
sin la ira domada,
sin el amable beso
del fantasma...
que daría el día por quedarse,
hasta quemarse todo...
sin la noche digna
o sin su esbozo....
A la par, que canto...
o mientras voy sin tu caricia
hacia mi olvido...


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
Copyright ©