Seguidores

martes, 9 de octubre de 2012


Jose Ignacio Restrepo Arbelaez

TENGO TANTO DE TI

Al oído la reseca turbiedad,
lanza agua sincera por los ojos,
y no queda segundo por vivirse
que no lleve ese manto con su nombre...
De sus alas,
gastadas, majestuosas,
ni te canto o digo una palabra,
pues volaron tanto
y tu epidermis
les sirvió para dejarlo todo...
Un precioso cortejo te propongo
paleta de sentimientos adyacentes
sencillos, delicados, reverentes
y sin embargo, por nuevos inauditos...
Y te lo dejo escrito sin tristeza
con volutas de humo adormecidas,
a sabiendas que el viento
es lo que quiere,
náufrago de tu oficio enamorado,
las llevará volando
a cualquier lado,
y dejará el olvido en tu regazo,
sin mi nombre que mostraba el rumbo,
ni mi abrazo que decía todo,
que soy como sonámbulo
en tus brazos,
que cuando besas mi boca
es un augurio,
de que todo pasará,
todo lo bueno,
y sin embargo miento cuando juro,
que mi amor a tu lado siempre está,
pues te persigo sombra,
cuando sales,
¿ a dónde vas sin mi, cuando me dejas ?
¿ de quién te olvidas pronto,
cuando en la boca me siembras ese beso,
que dormita desde ya en mi corazón ?


JOSÉ IGNACIO RESTREPO
• Copyright ©