Seguidores

martes, 26 de junio de 2012






Me estoy despidiendo de ti...

Así con un dulce beso en los labios, y el corazón por delante, como grabando los hermosos momentos pasados, me estoy despidiendo de ti, de tu parte enamorada, de tus sueños sin cumplir, de tu romántica mirada...
No puedo dejarte así, sin darte lo que me has dado, porque he recibido de tu alma, algo nunca esperado, tu mismo ser, tus entrañas, todo me lo has entregado...
Me estoy despidiendo de ti, porque ya se está esfumando, ese fuerte amor, se está deslizando por mis brazos, no lo puedo retener, se desvanece cuando tu corazón junto a mi pecho quiero mecer, como a un dulce niño, que no quiere dejar de querer...
Esta es la triste realidad que nos acompaña hoy, un amor que se discipa, pero queda ese gran calor que nos dimos en su momentos, cuando nos disfrutábamos por dentro, con esas ansias de tragarnos el mundo, con el poder enorme del que ama...
Me estoy despidiendo de ti... amor entrañable... te doy las gracias, pero no las gracias convencionales, las gracias verdaderas, esas que se dan, al que supo amarte... Me estoy despidiendo de ti, con un beso interminable, hubiera querido que este amor durara más tiempo, pero no somos los dueños de nuestros propios sentimientos, pero no dejo de valorar este lazo inolvidable que se terminó, sin más ni más, sin hablarlo, pero de común acuerdo...

Raquel Norma Smerkin Roitman