Seguidores

martes, 26 de junio de 2012


Entre tus brazos




Estréchame amor mío entre tus brazos,
llévame al sano y necesario olvido
de todas las angustias y dolores sufridos,
condúceme con tus caricias a la gloria
y humedeciéndome en tu tibio aliento,
aleja de mi alma esos miedos escondidos,
deposítalos para entrega lejana en el viento
y endulzándome la boca con tus besos,
borra de mi torpe y mal educada memoria
todos esos temores absurdos que siento,
que son parte indispensable de mi historia
y que deben desaparecer entre las sombras.

Ayúdame a madurar en mis sentimientos
aceptando el inexorable paso del tiempo
que dejará suspendidas mis raíces en el aire,
tú que ya lo viviste, enséñame que es inevitable,
que ahora a mí me corresponde ser el inicio
de otros tiempos que a su vez se irán conmigo
como eslabones de una cadena sin final ni principio
hasta que un día tardío los cimientos sean mis hijos.
Abrázame fuerte amor y hazme sentir en tu pecho,
en ese tu corazón vigoroso que no cesa de latir
que la vida verdadera está hecha solo de momentos
y que todos los míos están hechos para vivirlos en ti.


María Elena Astorquiza V.
Santiago, 25 de Junio del 2012