Seguidores

lunes, 17 de diciembre de 2012


Y UN PECHO QUE CURE SUS SINSABORES POR LUISA GARCIA
Nata de miedo se balancea en las nubes
cae gota a gota supurando dolor y frío.

El mendigo ha perdido su rincón
con rumor de mar soleado
los centavos esmirriados
su sitio cálido a la orilla de la pena
ahora chapotean los pies
abanicando su rostro humedecido
no se sabe si por sus lagrimas
o por la inmisericorde lluvia plateada.


El no tiene piernas
en algún lugar de este mundo
las dejo embarradas de tristeza
pero en su rostro brillan cuentas azules
que aun alegran en mitad de la tarde.

Ohh lluvia lastimera y dolorosa
detente, por piedad, ya es hora
ese hombre necesita el calor de antes
matar el hambre que lo mata siempre
y un pecho que cure sus sinsabores!

LUISA GARCIA
13-12-12