Seguidores

viernes, 13 de julio de 2012


CHARCOS SON... NIDOS DE OLVIDO
de

, el Viernes, 13 de Julio de 2012 a la(s) 7:35 ·
Caminante del sol, por tajos y quebrado,
mira la brújula asida a sus mapas plantares
y el mundo todo, detrás suyo,
marcha con sus rodillas y colgajos de piel
anidando temores en la tierra muerta.

Como revolotea la rapiña, heraldos del olvido,
juglares conversos de luna envejecida.
Serán nuestros ancestros vigilantes,
si sus muertes, ay,
no se retuercen en bibliotecas
de escribas y jinetes del adiós.

Se llevaron sus lápidas en cartón genuflexo,
y nuestras son esas huellas, avisos del ayer.
El cielo no tiende velos al futuro,
se incineran esperanzas y quietudes.
Las águilas luminosas abandonaron su reino,
son huestes arando la carroña de los senderos.

Y el caminante, descubre sus escalofríos
la boca jadeante suplica ante un sol enceguecido,

… son muchos los corazones de azúcar tierna,
esperando su resurrección en melaza
hasta pintar sus pieles intactas,

… son muchos los vientres fervorosos,
son esferas a punta de vuelo y nubes,
esperando a sus semillas y las siembras venideras,

… son muchos los músculos desfallecientes,
dejarán sus raíces entre los abismos secos
esperando a sus recuerdos, futuros profetas
del nuevo mundo.

Y los viejos caminos huirá al sinfín,
dejarán sus despojos
en las entrañas y los surcos.
La esencia resurge montaraz e inquieta,
hay charcos postreros, son nidos sin nombre.

Será el futuro, será la esperanza
hijos son del mundo renacido
retornando a la tierra
… retornando a la vida.



Fotomontaje: Cien del desierto (del blog Al Master desconocido)