Seguidores

sábado, 10 de noviembre de 2012


Soy mi propia luna...Raquel Norma Smerkin Roitman

Soy mi propia luna,
encontré dentro mío,
esa paz taciturna,
que ostenta la luna,
y de tanto darme su
tenue brillo,
absorbiendo su esencia
blanquecina,
me convertí en ella,
y dentro mío,
la honro en cada
pedazo de cielo nocturno,
en cada estrella...
Desde que soy
mi propia luna,
no necesito elevarme
con un vuelo rasante
hacia el cielo...
La tengo incorporada,
siempre estoy elevada,
junto a ella
aunque no se vea mi alma,
aunque mi espíritu
de emoción se desvanezca...
Soy mi propia luna,
me lava el aire astral,
con su pulular por mi tierra,
recibo el reflejo del sol,
con humildad y con fervor,
porque a él le debo
todo mi amor...
A su imagen y semejanza
estoy hecha,
por eso soy mi propia luna
que quiere ser libre,
ama con pasión a las estrellas,
pero no quiere quedar esclavizada
en ninguna de ellas...
Si me ves flotar en la inmensidad,
reconóceme, recuérdame,
soy la misma que escribe
prosas y versos,
pero desde lejos,
desde ser luna,
muy dentro...